Recetas de alcachofas

Recetas de alcachofasLas Recetas con alcachofas pueden ser muy variadas y no tenemos por qué limitar este vegetal solo a dos o tres tipos de platos. Las alcachofas son alimentos muy antiguos que ya eran consumidos asiduamente por los romanos y los griegos que conocían sus beneficiosas propiedades. En primer lugar son alimentos bajos en calorías ya que solo contienen unas 50 calorías de media y es por esto que son muy apreciadas para elaborar dietas de adelgazamiento. También son ricas en varias vitaminas y minerales esenciales como el hierro y el potasio, e incluso son ricas en proteínas y glúcidos que aportan mucha energía al organismo. Es una buena protectora del hígado y ayuda en enfermedades como la cirrosis o la hepatitis, también reduce el nivel de colesterol en sangre y previene de la aparición de la arterosclerosis. Por otro lado es capaz de reducir el azúcar en la sangre, siendo así un gran aliado contra la diabetes. También debemos hacer hincapié en que se trata de un alimento con propiedades diuréticas muy potentes y por ello se usa mucho para perder peso y no sufrir de retención de líquidos. Por todas estas razones la alcachofa es considerada una compañera ideal e imprescindible cuando decidimos empezar a perder a peso.

Alimentos que combinan en las Recetas de alcachofas

Aunque ya de por si las alcachofas se pueden consumir solas, tanto crudas como cocinadas, se pueden combinar con prácticamente cualquier alimento que se nos ocurra. Lo mejor de la versatilidad que tiene esta verdura es que podemos cocinarla como entrantes, aperitivo, primer plato, segundo plato e incluso postre. Uno de los aperitivos más conocidos suele ser el combinar las alcachofas con las anchoas ya que por un lado el sabor salado y fuerte de la anchoa, es ideal en combinación con el sabor semi agrio de la alcachofa cocida. Cualquier aderezo es perfecto para cocinar las alcachofas desde un poco de paté de cualquier sabor hasta simplemente un poco de aceite con sal y pimienta. Las carnes son buenas compañeras de las recetas con alcachofas, sobre todo cuanto más fuerte sea su sabor mejor aún. El pescado también es generoso con la alcachofa porque aunque tienden a tener un sabor más suave, combinado con el sabor de la verdura el resultado es genial. Pero obviamente los pescados de sabores más intensos como el bacalao o el salmón, son lo que mejor toque darán al plato con alcachofas. Que sea una verdura no implica que no pueda degustarse con otros alimentos de su género y es que la alcachofa en ensalada es un delicioso entrante que nadie te va a rechazar.

Tipos de Recetas de alcachofas

Lo habitual es consumir la alcachofa cocida, tras lo cual se pela y se consume el tierno corazón que es la parte sabrosa de esta verdura. Pero recetas como las alcachofas al horno a las que les puedes añadir el aliño que más te guste, son muy tradicionales y seguro que las has probado alguna vez. La ensalada murciana contiene una generosa cantidad de alcachofa cruda que da un toque sabroso y diferente al resto del conjunto. Por otro lado podemos encontrar recetas tan elaboradas con las alcachofas marinadas con fresones balsámicos, un plato de alta cocina que no tiene ningún desperdicio. Pero para los más tradicionales no podemos olvidar las alcachofas con jamón, un delicioso y sencillo plato que como aperitivo te deja un sabor de boca exquisito. Hablando de aperitivos, otro de estos platos basado simplemente en corazones de alcachofas cocidos con anchoas, es un plato tradicional que podemos encontrar en cualquier punta del país. También es habitual encontrar recetas de alcachofas rellenas de salmón, por ejemplo, las cuales están catalogadas como aperitivos muy sencillos de realizar y que destacan principalmente el sabor del salmón con un regusto final producido por la alcachofa, exquisito.